Análisis Microbiológico Y Toma De Muestras En La Planta De Incubación



La planta de incubación representa una fuente potencial de contaminación en el proceso productivo, afectando desde el huevo fértil hasta el pollito de un día (Tessari et al., s.f.). Debido a la alta susceptibilidad de estos productos a la contaminación, es necesario implementar un sistema de limpieza y desinfección que permita controlar el grado de contaminación en instalaciones y equipos, además de los tipos y cantidad de microorganismos presentes en estos. Los principales patógenos que se encuentran en la planta de incubación son Escherichia coli, causante de onfalitis; Aspergillus, que produce toxinas y causa neumonía; Salmonella spp; Pseudomonas spp y Staphylococcus aureus (Valladares, 2010).



Lsl1

Imagen 1. Onfalitis producida por E. coli (CECAV, 2014)


Lsl1


Imagen 2. Contaminación por Aspergillus (Boerjan, 2012)


Los análisis de laboratorio representan una herramienta útil para evaluar la efectividad de los protocolos de limpieza y desinfección, al igual que para la identificación de posibles problemas sanitarios (Gonzales y Balaguer, 2011). Por tal motivo, es de gran importancia realizar técnicas de evaluación del índice de contaminación microbiológica mensualmente y de manera rutinaria en toda la planta de incubación (Tessari et al., s.f.).



Lsl1

Imagen 3. Medios de cultivo para la toma de muestras (Pronavicola S.A.)


La evaluación del índice de contaminación microbiológica está determinada dentro de los protocolos de calidad de cada planta de incubación, esto de acuerdo a sus recursos y necesidades. Según Valladares (2010), dicha evaluación incluye las siguientes muestras:


Huevo fértil antes de ser incubado:

se deben seleccionar 10 huevos fértiles al azar y recolectarlos del cuarto de almacenamiento asegurándose que tengan una misma procedencia. Es de gran importancia tener cuidado y estricta limpieza al momento de la recolección, con el objetivo de evitar contaminaciones cruzadas. No se deben colectar huevos rotos ni fisurados y las muestras deben ir adecuadamente rotuladas.


Análisis realizados: Evaluación del grado de contaminación (Limpio o sucio), análisis bacteriológico cuantitativo (cuenta total de mesófilos aerobios, enterobacterias, estafilococos y hongos).


Embrión picado no nacido:

se envían 10 huevos con embrión picado no nacido, colectados directamente de las nacedoras, al azar y del mismo lote. Las muestras deben ir debidamente rotuladas.


Análisis realizados: Aislamiento e identificación de Salmonela spp.




Lsl1

Imagen 4. Embrión picado no nacido (Mauldin, 2015)


Pollito recién nacido:

se seleccionan 10 pollitos recién nacidos pertenecientes a un mismo lote, colectados al azar de las bandejas nacedoras antes de recibir algún manejo, tratamiento o vacunación y se disponen en una caja de cartón debidamente rotulada.


Análisis realizados: Aislamiento e identificación de Salmonela spp., bacteriología del saco vitelino, hígado y baso y micología del pulmón.


Plumón de nacedora:

se deben enviar tres muestras colectadas al azar de diversas partes de la maquina inmediatamente después de retirar el pollito de la nacedora. Las muestras deben ir rotuladas.


Análisis realizados: Análisis bacteriológico cuantitativo (cuenta total de mesófilos aerobios, enterobacterias, estafilococos y hongos).


Muestra de medio ambiente de las maquinas incubadoras:

se toman tres juegos de muestras de diferentes máquinas cargadas, utilizando cuatro cajas de Petri con medio de cultivo (agar de soya tripticaseína, agar Mac Conkey, agar de sal manitol y agar rosa de Bengala). Las cajas se introducen abiertas durante 15 minutos en las incubadoras, transcurrido este tiempo son retiradas, rotuladas y enviadas al laboratorio.


Análisis realizados: Análisis bacteriológico cuantitativo (cuenta total de mesófilos aerobios, enterobacterias, estafilococos y hongos).


Muestra de hisopos de arrastre de instalaciones y equipos:

se debe realizar el muestreo de las diferentes instalaciones de la planta (cuartos fríos, incubadoras, nacedoras, bandejas, cajas y ductos de ventilación). Las muestras se toman una vez las superficies hayan sido desinfectadas, se introduce el hisopo en el medio suministrado por el laboratorio y se frota en una superficie de 25 cm2, se dispone en el contenedor, se rotula y se envía.


Análisis realizados: Análisis bacteriológico semicuantitativo (cuenta total de mesófilos aerobios, enterobacterias, estafilococos, hongos y levaduras).


Vacuna para pollito recién nacido preparada:

Se envían dos muestras de vacuna, colectada una muestra al inicio del proceso de vacunación y otra al final. Se colectan 5 dosis, se disponen en un tubo con 9 ml de caldo tioglicolato, se rotula y se envía.


Análisis realizado: análisis bacteriológico cualitativo.


Muestras de agua:

se colecta una muestra de 500 ml de agua proveniente del abastecimiento principal de la planta, tomada en un frasco de cristal estéril, de boca ancha y cierre hermético, se rotula y se envía.


Análisis realizado: análisis de calidad de agua (bacteriología y análisis fisicoquímico).




Conclusión


La correcta toma de muestras y el análisis microbiológico de la planta de incubación permite conocer el estado sanitario de la planta, controlar el tipo y la cantidad de microorganismos presentes en cada una de las áreas de producción y la aplicación de acciones correctivas, en caso de ser necesario, representando una herramienta útil para evaluar los protocolos de bioseguridad, limpieza y desinfección. Protocolos necesarios para garantizar la máxima productividad de la planta y un adecuado desempeño del pollito en granja.


Referencias bibliográficas

Gonzales, C. y Balaguer, J. (2011). Bioseguridad en la sala de incubación. Recuperado de http://seleccionesavicolas.com/pdf-files/2011/3/5895-bioseguridad-en-la-sala-de-incubacion.pdf


Tessari, E., Cardoso, A., Castro, A., Kanashiro, A. y Zanatta F. (s.f.). Evaluación De Las Condiciones Sanitarias De Incubadoras De Pollos Broiler. Avanzada Agronegocios Avícolas. Recuperado de http://bibliotecavirtual.corpmontana.com/bitstream/handle/123456789/2629/M001614.pdf?sequence=6&isAllowed=y


Valladares, J. C. (2010). El monitoreo Microbiológico de las Plantas Incubadoras. Recuperado de https://www.engormix.com/avicultura/articulos/monitoreo-microbiologico-plantas-incubadoras-t28366.htm


Realizado por:

Jhon Ospina – Director Plantas de Incubación.
Pronavicola S.A.