Consideraciones acerca de las vitaminas liposolubles


Deficiencia vitamina A



La vitamina A se sintetiza de los carotenos y se almacena principalmente en el hígado, esta ayuda a conservar la integridad de los epitelios, es necesaria para el crecimiento, desarrollo de órganos y proliferación celular. Una de las funciones de la vitamina A se relaciona con la visión, además también juega un papel importante en la resistencia a enfermedades debido a que mantiene la función normal de las mucosas.

La deficiencia de vitamina A causa diferentes problemas en los que se pueden destacar pérdida de visión, defectos en el crecimiento de los huesos, alteraciones en la reproducción y en la diferenciación de los tejidos epiteliales; El funcionamiento del sistema inmune también se ve afectado.

El primer síntoma de la deficiencia de vitamina A es la debilidad de las aves, plumas erizadas, disminución en la producción y los nacimientos y aumenta la mortalidad embrionaria, los folículos en el ovario se ven hemorrágicos y disminuidos de tamaño. Se empieza a evidenciar xeroftalmia (Ver foto 1), la mucosa oral se ve afectada y pueden aparecer infecciones secundarias. Las aves afectadas por la deficiencia de vitamina A pueden presentar ataxia similar a las aves afectadas con deficiencia de vitamina E, pero se puede diferenciar porque no se encuentra lesiones cerebrales como en la deficiencia de vitamina E. En la actualidad la deficiencia de vitamina A no es muy común con los alimentos comerciales que se suministran a las aves, pero si se llega a presentar un caso se debe suministrar vitamina A en el agua de bebida.

img

Foto 1. Xeroftalmia.


Deficiencia de vitamina D

La vitamina D es sintetizada en el cuerpo en forma de colecalciferol o vitamina D3 y es derivada de plantas en forma de ergocalciferol D2, la vitamina de la dieta se absorbe en el tracto intestinal en un 50% con relación a lo ingerido. Esta baja absorción se compensa debido a que la cantidad necesaria de vitamina D generalmente se sintetiza mediante la exposición a la luz solar; Otros factores relacionados con su producción son la intensidad de la luz UV, la longitud de onda, la concentración del precursor de vitamina D (7- dehidrocolesterol) y la concentración de melanina.

La función principal de la vitamina D es elevar el calcio y fósforo plasmático a niveles adecuados para la mineralización de los huesos. Se ha demostrado que la vitamina D también tiene funciones a nivel glándula paratiroidea, médula ósea, algunas células del ovario y el cerebro y células epiteliales entre otras, también tiene acción en la respuesta inmunológica.

La principal preocupación por la deficiencia de vitamina D son los problemas en las patas, sobre todo en aves de crecimiento rápido, la enfermedad más común causada por la deficiencia de vitamina D es el raquitismo caracterizada por una disminución de la concentración de calcio y fósforo en cartílago y hueso, los signos clínicos de la deficiencia de vitamina D son muy similares a los de deficiencia de calcio o fósforo ya que los 3 intervienen en la formación del hueso.

Los signos clínicos son el raquitismo y la tasa de crecimiento baja, disminuyen la producción de huevos y la incubabilidad. Se puede diferenciar de la deficiencia de vitamina A por que las aves están alerta y no presentan ataxia, es probable que se presenten picos y uñas blandas en aves jóvenes. (Ver foto 2)

img


Ilustraciones www.thepoultrysite.com

En la deficiencia crónica se ve el esternón torcido (ver foto 3) y la columna vertebral se puede arquear en la región sacra, como en otros problemas nutricionales las plumas se ven erizadas, pueden presentarse plumas con una coloración negra anormal especialmente en las alas. En las aves ponedoras se empiezan a ver los efectos de la deficiencia con una disminución en la calidad de la cascara, si la deficiencia continua, aumentaran el número de huevos con cascaras débiles o sin cáscara y la producción caerá.

Deficiencia vitamina E

Se encuentra en los aceites vegetales, se almacena en el tejido adiposo y el hígado principalmente. La vitamina E se encuentra naturalmente como tocoferoles y tocotrienoles, su absorción está ligada a la digestión de las grasas siendo facilitada por la bilis y lipasas pancreáticas, Esta vitamina, tiene funciones importantes en los sistemas reproductivos, nervioso, musculo esquelético, circulatorio e inmune. Una de sus funciones principales es actuar como antioxidante, ya que los radicales libres pueden ser perjudiciales para el organismo, los antioxidantes estabilizan los radicales libres y mantienen la integridad celular. La vitamina E ayuda a mantener la función normal del sistema inmune, una dieta alta en vitamina E puede aumentar la resistencia a enfermedades infecciosas, esta junto con Selenio confieren una protección contra la toxicidad de varios metales pesados, En situaciones de estrés calórico puede ayudar a mantener la producción.

La deficiencia de vitamina E puede causar diátesis exudativa, encefalomalacia y distrofia muscular, la diátesis exudativa es un edema severo causado por el aumento de la permeabilidad capilar, (ver foto 4) este edema progresa a un estadio hemorrágico generando un cambio de coloración en la piel, las aves afectadas se ven decaídas y disminuyen el consumo y pueden llegar a morir.

img


Foto 4. Contenido causado por aumento en la permeabilidad capilar.

La encefalomalacia afecta generalmente a aves entre 2 y 6 semanas generando edema y hemorragias en el cerebelo (Ver fotos 5 a 8), los síntomas que se pueden observar en aves con encefalomalacia son ataxia, desequilibro, las aves se caen hacia atrás, espasmos clónicos en las piernas entre otros, se puede relacionar la presencia de la enfermedad con dietas ricas en grasas polinsaturadas o grasas rancias.

img


Fotos 5 a 8. Hemorragias y edema en cerebelo.

La distrofia muscular aparece cuando hay simultáneamente una deficiencia de vitamina E y de aminoácidos azufrados, esta condición se caracteriza por una degeneración de las fibras musculares generalmente en la pechuga y en las patas, las fibras musculares sufren una necrosis no inflamatoria y se ven franjas blancas en la musculatura. Con la deficiencia también se ve afectada la incubabilidad y la mortalidad embrionaria puede aumentar. (Ver foto 9).

img


Deficiencia de vitamina K

La vitamina k es una vitamina liposoluble que se encuentra en 3 formas diferentes, vitamina K1 extraída de plantas, K2 obtenida de compuestos que han sufrido fermentación bacteriana y vitamina K3 de origen sintético. En las dietas comerciales se utiliza vitamina k3 por tener mayor estabilidad y menor costo. Los requerimientos de vitamina k en las aves son alcanzados con la dieta y una pequeña parte por síntesis microbiana en intestino, es importante que la dieta cumpla con el requerimiento de vitamina k ya que las aves tienen poca síntesis intestinal y menor capacidad de reciclar vitamina k en el hígado por esto necesitan una mayor cantidad en la dieta que otras especies. El principal signo de una deficiencia de vitamina K es una falla en la coagulación, en las aves la deficiencia puede estar relacionada con la dieta que recibe el ave, la dieta de la madre, síntesis intestinal, enfermedades, en presencia de coccidiosis o uso de sulfas es necesario suplementar en mayor cantidad. El uso de vitamina k sintetizada por la flora intestinal es muy poco ya que se da en la parte distal del intestino y no hay una absorción significativa



Por:
Carlos García
Subgerente de servicios técnicos
Pronavícola S.A.


Camilo Piraquive
Profesional en entrenamiento
Pronavícola S.A.


Referencias Cantorna, M.T. 2006. Vitamin D and its role in immunology: multiple sclerosis, and inflammatory bowel disease. Progress in Biophysics and Molecular Biology, 92:60-64. Das. S, Palai. T.K, Mishra. S.R, Jena, B. 2011. Nutrition in Relation to Diseases and Heat stress in Poultry, Veterinary World, 4(9):429-432 DeLuca, H.F. 2008. Evolution of our understanding of vitamin D. Nutricion Reviews. 66(2):573-587 McDowell, L. R. 2000. Vitamins in animal and human nutrition. 2nd ed. Iowa State University Press, Ames. McDowell, L.R. and N.E. Ward. 2008. Optimum vitamin nutrition for poultry. International Poultry Production 16(4):27-34. Norman, A.W. And H.C. Henry. 2007. Vitamin D. Rucker, R.B. McCormick, D.B. and Suttle, J.W, eds. Handbook of vitamins, 4th edition, CRC Press. 47-99. Solomons, N.W. 2006. Vitamin A. Bowman B, Russell R, eds. Present knowledge in nutrition. 9th de. Washington, DC: International Life Science Institute, 157-183. McDowell, L. R. 2000. Vitamins in animal and human nutrition. 2nd ed. Iowa State University Press, Ames. Suttie, J.W. 2007. Vitamin K. Handbook of Vitamins. fourth de. CRC Press, Boca Raton, FL., Pp.111-139.